Trayectoria del Doctor Rubén Pascual, oftalmólogo infantil en Logroño

Licenciado en Medicina y Cirugía en Zaragoza. Especializado en Oftalmología en el Hospital Universitario de Getafe, Madrid.

Subespecializado en oftalmología infantil, estrabismo y neuro-oftalmología en el Hospital Universitario de Getafe. Aprendió el manejo quirúrgico avanzado del estrabismo: cirugía invervacional, de gran ángulo, técnicas de transposición muscular, y desviación vertical. Se formó en el uso de la toxina botulínica para corregir el estrabismo, el tratamiento específico del ojo vago (ambliopía) mediante la corrección de gafas y diferentes modalidades de penalización, y el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades oculares congénitas y de la infancia.

Trabajó en el ámbito público y privado en Madrid hasta que se le ofreció un puesto de especialista en oftalmología infantil y estrabismo en el Servicio Riojano de Salud. Implantó, por primera vez en La Rioja, el uso de toxina botulínica para el tratamiento del estrabismo. Modernizó el tratamiento quirúrgico del estrabismo y el manejo del ojo vago y los defectos de graduación en el paciente pediátrico. 

Firme defensor de la medicina basada en la evidencia, ha combatido durante años las prácticas pseudocientíficas que frecuentemente invaden el campo de la salud visual infantil.

Divulgador científico, es autor de Ocularis, el blog más leído sobre oftalmología en español. Fue oficialmente presentado en el Congreso de la Sociedad Española de Oftalmología en 2007, y recibió el premio «Los favoritos de la red» de Diario Médico en 2008.

En la actualidad recibe un tráfico superior a las tres mil visitas diarias y se considera la web de referencia tanto para público general como para médicos. 

También publica un podcast mensual, y ha participado en charlas de divulgación como las Jornadas de Blog & Ciencia en Cosmocaixa en 2009 o Pint of Science de Zaragoza en 2015.

Ha sido entrevistado en numerosas ocasiones en la radio y ha escrito artículos divulgativos en la prensa. En 2013 dio la voz de alarma de la tristemente famosa estafa del Reticare, que fue oficialmente denunciada por la Sociedad Española de Oftalmología en 2017.